Diccionario Etnobotánico
Sábila

Aloe vera

Originaria de Cabo Verde y las Islas Canarias, es una planta suculenta, perenne que crece en forma de grandes macollas. Mide entre 60 y 90 cm. de alto. El tallo es pequeño o inexistente. Sus hojas aparecen en rosetas, de contextura gruesa, angosto-lanceoladas, de 30 a 60 cm. de largo, con dientes agudos en los bordes. Posee flores amarillas, de unos 2,5 cm. de largo, agrupadas en racimos sobre un pedúnculo erguido de más o menos 1 m. de alto. Se propaga por hijuelos que salen de la base de la planta. No es exigente en cuanto a suelos, pero los requiere con buen drenaje. Crece mejor en lugares abiertos, con amplia exposición solar aunque tolera la sombra parcial.

Usos:

Sus hojas tienen mucha pulpa. Esta se utiliza con fines medicinales y cosméticos. En el gel de la sábila se encuentran la mayoría de los compuestos bioactivos de la planta: vitaminas A, B, C y E, calcio, magnesio, potasio, selenio, zinc y fosfato de manosa, además de aminoácidos y antioxidantes. Funciona como tratamiento de quemaduras en la piel, previene arrugas y es cicatrizante, reduce los niveles de azúcar en la sangre en personas diabéticas. Ayuda a tratar el estreñimiento y la tos. Además, fortalece el sistema inmune.

Aloe vera